BIBLIOTECA PUBLICA GENERAL SAN MARTÍN

La Biblioteca Pública “General San Martín” nació gracias al impulso cultural que vivió nuestro país en 1820. Entre los hombres que participaron de esta gestación se destacó la figura del General José de San Martín, junto a otros militares de la Independencia y algunos ciudadanos enrolados en las filas del rivadavismo (Presidencia de B. Rivadavia 1826-1827). Todos ellos eran partidarios del pensamiento ilustrado.

En este contexto ideológico, surgió la necesidad de crear la “Sociedad Biblioteca Mendocina”. Su reglamento (sancionado el 11 de marzo de 1822) plasmó el deseo de crear una biblioteca popular que difundiera “conocimientos útiles”. Se nombró al primer secretario del organismo, Agustín Delgado, y el 9 de julio de 1822, la Biblioteca Mendocina abrió sus puertas a la comunidad.

Actualmente es la única Biblioteca Pública de carácter Provincial y funciona bajo el ámbito de la Secretaría de Cultura, como una institución democrática destinada a brindar con eficiencia y sin ningún tipo de discriminación, toda la información existente.

MISIÓN:

La biblioteca pública es una institución facilitadora de conocimiento e información para la educación, tanto individual como autodidacta, así como permite la educación formal en todos los niveles. Brinda servicios de igualdad de acceso para todas las personas, sin tener en cuenta su edad, raza, sexo, religión, nacionalidad, idioma o condición social, por lo tanto su vision es:

Estimular la imaginación y creatividad de niños y jóvenes.
Incentivar el conocimiento del patrimonio cultural y la valoración de las artes.
Genera espacios para dar a conocer las expresiones culturales de todas las manifestaciones artísticas.
Fomentar el diálogo intercultural y favorecer la diversidad cultural.
Promover apoyo a la tradición oral.
Garantizar a los ciudadanos el acceso a todo tipo de información de la comunidad.
Impulsar el uso de las nuevas tecnologías y el desarrollos de habilidades informacionales.
Prestar apoyo y participar en programas y actividades de alfabetización para todas las franjas etáreas.
Velar por el patrimonio bibliográfico de la provincia.

VISIÓN:

La biblioteca pública “General San Martín” como institución inmersa en y para la sociedad  será un  lugar de construcción ciudadana donde garantice el acceso libre y gratuito a la información y el conocimiento como parte de derechos sociales y culturales. Establecerá políticas que colaboren en el proceso de formación ciudadana disponiendo de recursos informativos y culturales que posibiliten el desarrollo en la comunidad y combatan la desinformación y la exclusión cultural.

VALOR:

En nuestra provincia existen valiosos bienes bibliográficos y documentales que, luego de la declaración prevista en la Ley 6034, se encuentran en esta Biblioteca Pública para su custodia, conservación, difusión y disposición a la comunidad, según se considere oportuno. Tomando en cuenta la Ley 6034, en su Capítulo II, art. 3º, en el cual se especifica qué bienes son integrantes del patrimonio cultural de la provincia, es decir “aquellos bienes trascendentes que material y/o culturalmente reportan un interés antropológico, histórico, arqueológico, artístico, artesanal, monumental, científico y tecnológico, que significan o pueden significar un aporte relevante para el desarrollo cultural de Mendoza, que se encuentren en el territorio de la provincia, o ingresen a él, cualquiera fuere su propietario”, la BPGSM sólo cuenta con tres fondos bibliográficos documentales (colecciones) considerados patrimoniales:

    1. El fondo bibliográfico conocido como “Joyas Bibliográficas (JB) por Decreto 1422 del 28 de agosto de 1998.
    2. Las colecciones de los periódicos “El Constitucional” y “El Debate”, por Decreto 2121 del 17 de noviembre de 1999.
    3. El fondo bibliográfico de la Biblioteca de Autor Local (en adelante BAL), declarado patrimonio cultural por Decreto 1585/02.

EQUIPO QUE CONFORMA BPGSM

CONTACTO

“Agregar testimonio de usuario frecuente de la biblioteca, esto debe salir del libro de visitas a la biblioteca. Solo con el nombre de la persona esta bien.”

Testimonio 1